Datos personales

Mi foto

Cuando abrí este blog llevaba 30 años ejerciendo el periodismo en Castilla y León, todo ese tiempo siguiendo la actualidad politica regional y, en particular, las andanzas de las instituciones autonómicas. Una excitante experiencia que, después de un paréntesis técnico, vuelvo a compartir con quienes se dejen caer por aquí.

lunes, 15 de mayo de 2017

En estado de confusa efervescencia

 Con un Mariano Rajoy que no logra zafarse de la sombra de la corrupción, el Congreso de los Diputados convertido en una jaula de grillos y el PSOE asomado al abismo de sus primarias, la política española vive un estado de confusa efervescencia. Y ello cuando Pablo Iglesias no ha formalizado su controvertida moción de censura, cuyo de debate y votación no va a contribuir precisamente a estructurar una oposición eficaz al PP, que le ha cogido el punto a lo de gobernar en minoría y a sortear el control parlamentario. Los vetos cruzados entre PSOE, Podemos y Ciudadanos le están proporcionando a Rajoy un blindaje a prueba de las continuas bombas políticas que estalllan a su alrededor.


 En Castilla y León, donde gracias a Ciudadanos Juan Vicente Herrera ha seguido gobernando exactamente igual que si tuviera mayoría absoluta, la única perturbación del PP radica en el frente judicial. Hoy mismo la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, declara como testigo ante el Juzgado que investiga los multillonarios sobrecostes de la Perla Negra y los terrenos de Portillo. Y ello no va a dejar de ser todo un trago para ella, por más que se haya acogido a declarar por videoconferencia, como piensa hacerlo Rajoy ante la sala que juzga del caso Gürtel.

Sede de la consejería de Economía y Hacienda
Además de mantener  en su consejería a tres altos cargos investigados en esa causa, no hay que olvidar que en el origen de la operación Perla Negra está la cesión de competencias realizada por la antigua consejería de Hacienda, competente en materia de Patrimonio Inmobiliario, en favor en la antigua consejería de Economía dirigida por Tomás Villanueva. Veremos lo que nos depara el plasma.

 Con el PP dando largas a la comparecencia parlamentaria de Herrera sobre la trama eólica y al desbloqueo de la comisión de investigación constituida al respecto, la iniciativa de crear otra comisión sobre el desaguisado de las Cajas de Ahorro ha superado su primer trámite. Conforme al Reglamento, tendrá que constituirse, ya que ningún grupo se ha opuesto a ella. Ahora queda por ver si Ciudadanos, que ha promovido dicha comisión junto a Podemos e IU, hace valer su acuerdo con el PP para que su presidencia recaiga en un procurador de la oposición. 

Aun así, que nadie se haga muchas ilusiones antes de tiempo, ya que el funcionamiento de las comisiones parlamentarias mediante voto ponderado conduce a ese fristrante empate que otorga al PP la posibilidad de vetar cualquier acuerdo. En cualquier caso, a estas alturas de curso, no parece factible que la comisión de las Cajas eche a rodar antes de septiembre.

Carlos Martínez y Luis Tudanca
 Frente judicial aparte, el mayor revés que con diferencia ha sufrido estos días el gobierno Herrera ha sido el rotundo rechazo del Consejo de Alcaldes del PSOE de Castilla y León al mapa rural de la Ordenación del Territorio, pendiente de aprobar mediante un proyecto de ley que requiere mayoría cualificada de dos tercios del Pleno de las Cortes. Ello supone que dicho mapa, pieza capital de dicha Ordenación, no va a salir adelante, al menos al corto plazo, frustrando las expectativas del vicepresidente y consejero de Presidencia de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, que ve como su “proyecto estrella” core el riesgo de irse definitivamente al garete.

 Tanto la Ejecutiva Autonómica del PSOE como el grupo parlamentario socialista habían decidido asumir la postura que fijara dicho Consejo de Alcaldes, órgano que preside de alcalde de Soria, Carlos Martínez. Y la decisión del Consejo es la no apoyar dicho Proyecto de Ley en los términos en que está planteado, en los que aprecia “una continuidad en las políticas del PP que durante los últimos 30 años no han dado resultados”. Nuevo frenazo en consecuencia al proyecto de Ordenación Territorial, que por otra parte sigue suscitando reticencias entre no pocos alcaldes del PP y determinados presidentes de Diputación.

Este cierre de filas socialista en respuesta a la Junta se ha producido además justo cuando el PSOE de Castilla y León está fracturado de nuevo a todos los niveles (Ejecutiva autonómica, grupo parlamentario, Consejo territorial y el propio Consejo de Alcaldes) a causa de las primarias sobre la secretaria general. Una división que se ha reflejado en la batalla librada sobre los avales a Pedro Sánchez y Susana Díaz y que, con independencia del veredicto que dicte la militancia el próximo domingo, se extenderá inevitablemente al congreso autonómico a celebrar en septiembre.

Lohrer, Pastrana y Fernandez, los tras candidatos de Podemos
A diferencia del socialista Luis Tudanca, que tendrá que esperar a dicho congreso, al que puede darse por reelegido como secretario autonómico de Podemos es a Pablo Fernández. No hace falta esperar al escrutinio que se dará a conocer el próximo domingo para aventurar que el actual líder del partido morado en la comunidad se impondrá por amplio margen a sus dos competidores. La mayoría consolidada en Vistalegre por Pablo Iglesias tiene aquí su reflejo en el llamado “equipo Pablo Fernández”, absolutamente hegemónico en esta comunidad.

Desaparecido en combate el errejonismo, la única corriente organizada que presenta lista completa a la nueva dirección regional de Podemos son los Anticapitalistas, que solo tienen presencia significativa en Valladolid, donde controlan el Consejo Ciudadano. Fuera del círculo vallisoletano, las posibilidades de su candidato a la secretaria general, Jean Pierre Lohrer, son muy limitadas. Y no digamos las del tercer candidato en discordia, el voluntarista Nicanor Pastrana, quien el pasado mes de noviembre resultó contundentemente derrotado por el candidato oficialista en la elección celebrada para elegir al secretario del Consejo Ciudadano de León. Otra cosa será comprobar el grado de participación de los inscritos en las votaciones del llamado Vistalegre autonómico que, lejos del mundanal ruido, se celebró ayer en Soria con menos asistencia de la esperada.